14 de septiembre de 2016

Historia de la magia blanca

Desde los albores de la civilización la magia a formado parte de la humanidad. Todos hemos oído hablar de magia blanca alguna vez en nuestra vida. Todos conocemos personas que practican el tarot, que hacen amarres de amor caseros o que siguen lo que les indica el horoscopo. Las personas queremos conocer nuestro entorno y controlarlo, la magia a sido una de las formas más antiguas de tener este conocimiento.

Ya en la antigua mesopotámia los sacerdotes eran los custodios de los grandes secretos. En el antiguo Egipto los sacerdotes se encargaban de ayudar a cruzar el nilo cuando alguien moría. En el antiguo imperio chino los oráculos como el i ching enseñaban a tomar las decisiones correctas.

Solo hay que pensar en las cuevas oscuras donde vivían los primeros hombres. Llenaron sus paredes de dibujos para darse valor y conseguir de alguna forma transformar esos símbolos en realidad. La representación de una cacería no era algo banal, era una forma de llamar los poderes de más allá para que luego esa cacería real tuviera el mismo éxito que la simbólica.

Cuando el hombre dejó de ser un cazador recolector y empezó a asentarse en un lugar para practicar la agricultura. La sociedad se hizo más compleja y con ello la magia que gobernaba es sociedad se hizo igualmente más complicada. Los conocimientos se fueron haciendo más complicados y crípticos y necesitaban una nueva categoría de persona, el sacerdote.

En este momento la magia y la religión estaban mezcladas en los mismos referentes. Poco a poco la religión se fue separando y convirtiendo en algo más complejo que podía prescindir de la magia. Entonces fue cuando la religión vio peligrar su estatus con la magia y la persiguió.

La magia se refugió en un circulo más cerrado donde poder transmitir sus conocimientos. Los tótem, los oráculos, los hechizos, las practicas adivinatorias se fueron transmitiendo de entre iniciados. Esos conocimientos, en ocasiones perseguidos por la religión fueron ocultandose de la mayoría de la gente, solo alguien que se sentía preparado para obtener ese conocimento podía entrar en el círculo.

En el siglo XIX esas prácticas se empezaron a llamar ciencias ocultas o ocultismo. Esos conocimentos engloban todo el mundo de la magia y se basan en métodos empiricos que funcionan a través de la voluntad, la palabra y la mente de las personas.

Existe lo que se conoce como dos magias, magia blanca y magia negra. La magia negra englobaría todo esa magia que pretende un objetivo sin tener en cuenta las consecuencias morales de sus prácticas. En cambio la magia blanca sería al contrario, su objetivo pretende no hacer perjuicio a nadie. La magia blanca también es aquella que quiere combatir las consecuencias de la magia negra, no como esa que protege de un mal de ojo por ejemplo.

13 de septiembre de 2016

Historia del internet de las cosas IoT

¿Pero realmente qué es el internet de las cosas? ¿Por qué todo el mundo habla de ello ahora? Muy sencillo, el internet de las cosas es la nueva revolución digital. Cuando uno habla de internet se imagina a un montón de gente navegando o enviando email a otro montón de gente. Pues el internet de las cosas es igual pero en lugar de gente son objetos los que se conectan a internet.

Así que cuando os digan que la nevera de tu vecino está conectada a internet para hacer un pedido al supermercado online cuando los yogures se han caducado, eso es IoT. Pero no solo son cosas banales como que la nevera haga la compra, sino que múltiples aparatos están conectados para capturar, emitir, almacenar y gestionar la información. Gracias a la interconexión a través de internet de todos estos aparatos se puede automatizar multitud de tareas y procesos para hacer nuestras vidas más sencillas.

Historia del internet de las cosas


Se considera que el primer objeto con conexión a internet es una tostadora. Fue en el año 1990 cuando Jhon Romkey y Simon Hacket desarrollaron esta tostadora con conexión a internet. Se trataba de una tostadora que podías encender, apagar y programar desde cualquier ordenador. Toda una revolución en una tostada.

Sin embargo, la primera vez que se habla propiamente de internet de las cosas IoT es en 1999. Kevin Ashton publicó un artículo en el RFID Journal en el que hablaba del concepto de conectar todos los objetos que nos rodean para poder contarlos, conocer su posición y estado en cualquier momento, además de obtener información sobre el entorno que les rodea.

Durante los primeros años del siglo XXI se hace popular el termino y es mencionado en la principales publicaciones tecnológicas. Durante estos años también se despliega la tecnología RFID de forma masiva. Los primeros en utilizar esta tecnología de forma puntera son el Departamento de Defensa de EEUU y los almacenes de Walmart.

En el año 2006 se estima que 2000 millones de dispositivos ya están conectados a internet. Estos dispositivos son ordenadores, laptops, teléfonos móviles, consolas de videojuegos.

En 2008 se crea la IPSO Alliance, un grupo de empresas que quiere promover el uso del protocolo de redes entre objetos inteligentes para hacer una realidad el IoT. En la actualidad participan en la IPSO Alliance la principales compañías tecnológicas del mundo como Cisco, Google, Toshiba, Bosch o Fujitsu.

En abril de 2011 la empresa tecnologica Cisco publica un estudio que habla de que entre 2008-2009 el número de dispositivos conectados a Internet supera por primera vez al numero de personas que habitan el planeta tierra.

El nuevo protocolo IPV6 se lanza en 2011, el mismo año en que compañías como Samsung, Google o Nokia anuncian sus proyectos NFC. También se crea la IoT-GSI Global Standards, que quiere promover los estandares para el internet de las cosas.

El futuro del internet de las cosas


El futuro del internet de las cosas es el futuro de la tecnología, ya no se entiende que una persona permanezca desconectada de internet como tampoco que un objeto no pueda transmitir su información y coordinarse con otros tantos a través de la red.

La últimas predicciones hablan de que en 2020 los dispositivos conectados a internet serán más de 50.000 millones y generarán un volumen de negocio que rondaría los 10 billones de dólares. Así que el futuro de IoT nos cambiará la vida a todos.

12 de septiembre de 2016

Historia de los Blogs


Los blogs, todos amamos los blogs, internet está lleno de blogs. Pero, ¿De dónde salen los blogs?¿Cuál fue el primer blog? En este artículo contestaré estas preguntas y haré un pequeño repaso por la historia de los blogs. Y es que existen más de 300 millones de blogs en el mundo, pero solo uno fue el primero.

Seguramente no os sonará la Universidad de Swarthmore, pero un estudiante de esa universidad es el considerado primer blogger de la historia. Se trata de Justin Hall que creó una web llamada links.net en el año 1994. El primer blog hablaba sobre temas personales con alguna referencia a la actualidad, pero fundamentalmente eran textos sobre si mismo. Ni siquiera se llamaba blog porque esa palabra aún no existía, pero era un principio.

Fue en 1997 cuando apareció Scripting News, una web que empezó a hablar de tecnología y política creada por Dave Winer. Muchos consideran esta web el verdadero primer blog de la historia, ya que se dedicaba a hablar de tecnología y política más que de su vida personal. Además de que la web tenía el diseño que todos reconocemos inmediatamente como un blog.

Ese mismo año, 1997, fue el nacimiento de la palabra blog. Blog no es más que una contracción del termino web log, que se acaba acortando hasta quedar en blog. Fue Jorn Barger el creador de la palabra weblog en Robotwisdom.com durante diciembre de 1997. Utiliza este termino para referirse a este tipo de nuevas formas de publicación.

Un año clave para los blogs es 1999. Ese año comienza con 23 blogs en todo el mundo. Pero su popularidad ya va a ser imparable. Este mismo año aparece Pita, la primera herramienta online para crear weblogs. Pero el hecho más importante seguramente ocurre en diciembre de 1999, Pyra Labs crea Blogger. Evan Williams y Meg Hourihan (creadores de Pyra Labs) hacen que tener un blog sea lo más sencillo del mundo y que este tipo de publicaciones crezca de forma exponencial.

Años más tarde Automattic crea Wordpress y aparecen muchas más plataformas que revolucionan la forma de publicar en internet. Estas nuevas herramientas ofrecen una forma sencilla a cualquier persona de tener presencia online sin necesidad de tener grandes conocimientos de programación web.

En el 2002 la explosión de los blogs es un hecho y comienzan a buscar como rentabilizar el negocio. Aparece Blogadds, que se convierte en la primera plataforma de publicidad para los blogs. También es el año de Technorati, el primer buscador de blogs.

Un año más tarde en 2003 es Google quien entra en escena en el mundo de los blogs. En febrero de ese año compra Blogger cuando esta plataforma ya tenía más de 1 millón de usuarios registrados. Y en junio aparece por primera vez Adsense, la plataforma de monetización más existosa hasta el momento. Gracias a Adsense los anuncios estaban relacionados con la temática de cada post.

Para 2006 Technorati informaba de que existían 50 millones de blogs en el mundo. Un año después en 2007 esa cifra se multiplicaba y se alcanzaban los 116 millones. Antes de cerrar, en su último informe la cifra de blogs en el mundo era de 160 millones.